Facebook Twitter Google +1     Admin

Apuntes etnográficos de la Villa de Sariñena VIII

20130506225205-sarinena-monegros.jpg

Antes se cazaban murciélagos con boinas y los reyes magos llegaban por el pesquero. En las ventanas se dejaban tenazas abiertas contra las supersticiones y cuando había tormentas s´encendían las velas que aún se guardaban de semana Santa, tamién s´encendían las velas cuando existía miedo a las brujas. Antes la gente iba a apacentar el ganau por la laguna, con la dula (tos los animales domésticos del pueblo). Por la redolada de la laguna s´alcontraba el muladar y en la realización de estos apuntes etnográficos remeramos que el tan característico avetoro hace años que está presente. 

Se cuenta la historia, sentida por tos los lugares de Los Monegros, de un zagal que iba por el camino de los olivares hacía el molino con un saco de trigo. Su padre li había avisau que podía alcontrarse con el temible bandido Cucaracha y qu´este le podía robar to lo que tenía. Al alcontrarse con unos hombres, el zagal contó las palabras que su padre le´n dijo ante quien resulto ser el bandido cucaracha. En estás, el Cucaracha explicó que robaba a los ricos pa dar a los pobres y le dio una moneda como muestra de su solidaridad. Por Sariñena, la banda del Cucaracha pasó por un pajar y se llevó a Bornau, pa después liberarlo exigiendo dineros. Uno del pueblo se unió a la banda del Cucaracha, fue el Petiforrol.

A la ermita de Santiago se acude en romería cada 15 de mayo, en honor a San Isidro y portando la imagen de la Virgen de Las Fuentes. Antes se marchaba de romería al monasterio de la Cartuja de nuestra Señora de Las Fuentes. Se iba en carros, se cantaban jotas y otras músicas y s´hacían güenas lifaras y sartenadas. Después de la guerra se dejo de ir al cartujo y desde entonces se acude a la ermita de Santiago. Carmen la “Marrita” era la ermitaña, vivía en la ermita, por ande aura s´encuentra el escenario y “había casa y corral”. Cuidaba la ermita y pedía limosna por el pueblo pa vivir. Cuando los zagales subían a la ermita, ella siempre les daba agua.

En la guerra civil se quemaron los retablos de la iglesia y los archivos. Entre to lo que se quemó en la plaza de la iglesia, s´encontraba la imagen de la virgen de las fuentes. Cuando to ardía, la cabeza rodó escapando de la hoguera y, sin que naide se percatase, la cogió la “Cibora”, quién pudo llevársela pa esconderla en casa de Isabel la “Panara”. La escondieron entre la paja y mientras bombardearon los fascistas Sariñena, fue escondida en el monte “¡en el cado de los conejos!”. Pasau la guerra, a la imagen se le hizo el cuerpo con un tronco y por suerte el manto tamién se salvo. 

Se celebraba la patrona de Loreto, se comían judías blancas, con laurel y ajo, y carne asada. Se cenaba en casa Julia y Juan José Bornau, los zapateros, que vivían en la calle del medio, ande está la peluquería de chamorro. La comida de los cofrades era cada añada en casa de un cofrade. Pa las fiestas de San Antolín se daba torta de llama. 

Pa la noche de tos los Santos se tocaban las campanas y salían las almas. Las anemias, el hambre, la miseria hacia ver cosas: “¡Los zagales iban a pedir un poco de pan a los hornos!”. Cuando moría un niño se tocaba la campaneta, la campana pequeña del campanario de la iglesia. Había un hombre ciego que se ganaba el dinero buscando caracoles, soplaba al caracol y sabía si estaba lleno u bofo. Mucha gente se ganaba la vida con los caracoles. La gitana, “la siña María”, a quien recuerdan con mucho cariño, mercaba pieles de conejo a cambio de hilos, dedales y trenzaderos. Tamién la Federica compraba pieles. Un señor, José el trapero, cambiaba trapos y ferralla por naranjas y mandarinas, y siempre venía con una burreta.

 

- Post relacionaus:

Apuntes etnográficos de la Villa de Sariñena VII

 

                            

06/05/2013 22:52. Monegrino #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

gravatar.comÁngel

Se cuenta la historia, sentida por tos los lugares de Los Monegros, de un zagal que iba por “el Camino de los Olivares” “hacía el molino” con un saco de trigo.
----------------------------------------

Hola Monegrino,

en mayo estuve por Sariñena y cerca de la residencia, en conversación con un Sr.mayor me explicó que los molinos del cine y el que estaba donde está ahora la residencia de mayores, eran molinos de aceite. Y que había uno de harinas pero estaba "por encima del pueblo", por la carretera de Huesca...

He encontrado la historia del zagal que iba por "el Camino de los Olivares", (que está saliendo del pueblo hacia Huesca en un desvío a la derecha, según Google) hacia el molino con un saco de trigo"... y pienso que puede ser el molino que yo busco .
Recordando tu buena disposición en tus correos anteriores te pido de nuevo si puedes informarme si hay algo de cierto en mi suposición, si fuese así en mi próximo viaje a España me acercaría por el pueblo y podríamos encontrarnos.
Gracias y un cordial saludo.
Ángel

Fecha: 17/11/2013 22:26.


gravatar.comMonegrino Estepario

Hola Ángel

Recientemente he publicado una entrevista a Manuel Olivan, quien me contaba un episodio de la guerra civil y así lo cuento:

“En uno de los bombardeos a Sariñena, Manuel se encontraba volviendo de recoger leña de romero del gallipuente, con su padre; leña para los del molino de harina del camino de Los Olivares.”

Los del molino eran familia y la leña era para una matacía que hacían, el enlace al artículo es el siguiente:

http://osmonegros.blogia.com/2013/101801-la-guerra-sucesos.php

Para cuando quieras por aquí me puedes encontrar.

Un saludo

Fecha: 19/11/2013 10:13.


gravatar.comÀngel

Gracias de nuevo a Monegrino,

Hace tiempo que sigo tu magnífico Blog y he leído casi todas entradas o artículos, también las dos últimas entrevistas a Manuel Olivan y Mariano López. Muy emotivo su relato que en algunos pasajes coinciden con mis recuerdos, por ejemplo: las corridas a los refugios, y mi presencia en la plaza de la iglesia cuando tiraban de la soga para arrancar el retablo.

Sobre el molino ya tengo una pista más, seguro que si es el que pienso, lo reconoceré cuando lo vea aunque esté en ruinas pues, pasé muchos días de mi infancia en él y perdura en mi memoria.

Saludos cordiales

Fecha: 22/11/2013 16:08.


gravatar.comMonegrino Estepario

Gracias Ángel, para todo lo que quieras aquí estoy, un orgullo para mí.

Un abrazo

Fecha: 22/11/2013 19:05.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris